La obra consta de nueve libros surgidos a partir de escenas extraidas del texto inédito de Laura Ordás Quien teme al lobo feroz. Cada libro está envuelto por una prenda de ropa interior femenina que a su vez posee una imagen emblemática de cada uno de los nueve libros.
El objetivo principal del proyecto era analizar y reflexionar acerca de las distintas facetas o roles que adopta una mujer en su relación con el sexo a través de un lenguaje directo e irónico. El texto y las imágenes retratan una realidad femenina dura (hablando desde un punto de vista poético pero aterrador de situaciones cotidianas con las que se enfrenta una mujer habitualmente) estableciendo un gran contraste con el soporte en el que se presenta, prendas de ropa interior femenina de tejidos y colores delicados. También los materiales con los que se han realizado los libros poseen ese mismo espíritu, otorgando a la colección de libros una sensación de delicadeza y fragilidad que se contrapone al contenido de los mismos.

Finalista en el concurso Encuentros 2011, expuesto en el Centro Huarte de Arte Contemporáneo.